martes, 5 de noviembre de 2013

Vestido de catarina

El primer regalo que hice para Julieta, antes de que naciera, fue este vestido de catarina. Pero para variar, me faltaron los botones, y apenas la semana pasada lo terminé.



Es una copia de un vestido de Carter's que era de mi hermana cuando era chiquita. Según la etiqueta es talla 2, y sí recuerdo a la sisterna con ese vestido a esa edad (en fotos, claro). Pero ahora que lo hice para Julieta me parece chiquito y supongo que le quedará en poco tiempo.

Los botones los compré hace un mes por Etsy, a una compañía de Beijing. Me los mandaron por correo y llegaron en sólo dos semanas. Cuando los escogí jamás pensé en el vestido, pero el viernes me pareció inevitable terminarlo con las catarinas.

jueves, 10 de octubre de 2013

Jueves "eco": chocolate mágico para helado

Yo sé que no es tan eco, pero en realidad sí lo es. Si haces esta receta no desperdicias empaques y no consumes -ni apoyas- alimentos industrializados. Además, esta semana no se me ocurrió ninguna receta para la casa y este chocolate es la onda.

La receta viene de este blog.

Necesitas
1/2 taza de cocoa en polvo para hacer el chocolate.
1/4 taza de miel de verdad o de jarabe de arce -mejor conocido como maple- para endulzar.
1/2 taza de aceite de coco -para que se endurezca, y le da un gusto rico.
1 cda de vainilla
1 pizca de sal

Se calientan el aceite, la cocoa y la miel en una ollita. Cuando están bien fundidos se les agrega la sal y la vainilla. ¡Listo!

Cuando el aceite está fundido es líquido, pero al entrar en contacto con la nieve se endurece. Eso significa que hay que calentar este chocolate antes de poder usarlo. La primera vez no fue necesario porque estaba recién hecho; lo que sobró lo guardé en un frasco de vidrio en el refri. Lo calenté a baño María antes de usarlo ayer y estuvo rápido y fácil.

Como no me gusta la miel y tengo la suerte de vivir un quebeco que se precia de serlo, usé un poco del jarabe de arce que nos dieron la última vez que fuimos a Canadá. Y en realidad me pareció que necesitaba más de 1/4 de taza, pero no mucho más.

La sal le da un toque bien rico, así que creo que la siguiente vez voy a ponerle dos pizcas.

La receta rinde una taza y cuarto. Me gustó mucho más que el comercial. ¡Y realmente se endurece!

domingo, 6 de octubre de 2013

El vestido que siempre quise

Finalmente terminé el New Look. Es el vestido que siempre quise tener (bueno, antes lo imaginaba con mangas, pero ya casi no uso). A pesar de eso, no creo volver a comprar un patrón New Look.

Hice una prueba de la blusa con una sábana vieja. Descubrí que me quedaba un poco flojo en las copas y un poco corto en la cintura, así que modificación el patrón. Le quité más o menos un centímetro a cada lado de la copa, que estaba más que justificado según la prueba.

Corté en mi tela rosa fosforiloca y cuando ya lo tenía con vistas descubrí que está en el límite de chiquito. Si subo medio kilo se va a notar. Eso me cayó bastante mal. Por lo demás, todo iba bien hasta que llegué al cuello. Rara vez he cosido con patrones y siempre había usado de marcas independientes, que me tienen muy chiqueada con indicaciones precisas y exhaustivas. El New Look viene con una hoja de instructivos mínima y con una traducción al español incomprensible.

Estuve tentada a seguir las indicaciones de mi clase de costura, pero ya había pegado el pie de cuello al vestido y hubiera tenido que descoser. Logré acabarlo por instinto, como con el Licorice, y quedó aceptable, pero supongo que el terminado del cuello delata que es vestido casero.

El patrón también venía con errores en las indicaciones, pues según la guía de piezas el modelo B, que es el que hice, no requería x pieza que sí era necesaria. Además, y esto sí que es escandaloso, ¡viene sin vistas para las mangas!

A pesar de eso me gustó mucho.

Escribí casi toda esta entrada hace más de dos semanas y eso es lo que me tomó pegarle los 12 botones que se me ocurrió ponerle. Me choca pegar botones.

Patrón: New Look 6587, talla 8. Costó 5 dls por internet (con un sistema chafísima para descargar).
Modificaciones: en el busto le quité un centímetro a cada pieza, en la cintura le agregué como dos centímetros de largo. También lo hice más corto porque soy petite.
Tela: algodón 100%, $75 el metro, requiere más o menos dos metros.
Volvería a usar el patrón: quizá, ahora que lo conozco, porque me gustaría que tuviera bolsas. Pero quisiera no volver a comprar patrones New Look.


jueves, 3 de octubre de 2013

Jueves eco: repelente de insectos de plantas

Después de tremenda plaga de hormigas en la cocina, que resolvimos con ácido bórico (con todo y la infaltable llamada al veterinario porque Lea tomó el algodón con ácido por chicle), descubrí que mi planta de tomate cherry negro tenía visita de hormigas.

Rápidamente corrí a Pinterest a buscar el pin de insecticida casero. Esta receta estoy segura de haberla conocido intuitivamente de toda la vida, pero nunca la había probado. Hay muchas recetas en línea pero algo me gustó de esta. Debe ser el hecho de que ahuyenta hasta conejos y venados, lo cual es muy práctico en estas tierras.

Está fácil. Hay que licuar (yo usé mi procesador de alimentos) una cabeza de ajos con todo y cáscara pero sí desgajada, chiles secos -ella dice que una cucharada, pero yo tenía los chiles enteros y usé unos 8- y una taza de agua. La mezcla, súper poderosa, se cuela. El líquido resultante se guarda en un frasco de vidrio.

Se toman dos cucharadas de nuestro líquido base, se mezclan con dos tazaz de agua y media cucharada de jabón de platos y se vacía en un rociador. Huele súper fuerte. Funcionó muy bien. Por supuesto, la lluvia lava la planta, así que en estos días tormentosos es bueno estarle echando. La hice hace una semana y no se me ha terminado la mezcla del rociador. El líquido base debe de alcanzar para unos 5 rociadores.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Para Elisa

Elisa nació ayer. Hoy le puse un paquete con regalos por correo.

Le hice este otro pequeño geranio. Usé el patrón de Rae como base para el peto pero cambié las medidas de la falda, pues encuentro la suya muy larga y plisada. Además tenía un listón que combinaba perfecto, así que le puse un adorno al peto y a la bolsita. Digamos que me inspiré en el pequeño geranio de Julieta para hacer el de Elisa.

La vista del peto la hice con una tela verde totalmente diferente. También le hice un moñito, aunque creo que me quedó chiquito. No tengo idea cuándo le quede el vestido a Elisa, sólo espero que sea después de que le llegue por correo ;-)


Le hice un adorno para la cabeza en crochet con un patrón que compré en Etsy de mon petit violon. El patrón es muy claro y fácil de seguir. La dueña de la tienda, quien es de Riga o algún otro país exótico de Europa del Este, tiene patrones hermosos de zapatitos para bebés y muchas otras cosas. La descarga es inmediata y el pago por paypal, así que si quieren hacer crochet les recomiendo la página. Las fotos me salieron oscuras y ya no puedo repetirlas, así que imagínenlas con más luz.




Para acabar el paquete le hice unos repetidores siguiendo el tutorial de Dana de Made. Es la segunda vez que los hago y creo que a mi hermana le han servido. Son mucho más grandes que las toallitas que normalmente venden y una forma muy útil de usar retazos de tela. Esta vez no los doblé a lo largo como ella, sino en cuatro. Me encantaría que acá vendieran la tela que ella usa, que se ve pachoncita, pero como no la hay usé bombasí, que es una tela que tradicionalmente se usaba para pañales. Como etiqueta les puse un corazón de un lado y una e del otro (en la foto parece una a, pero está al revés).


Felicidades a la mamá de Elisa por su muñeca recién llegada.

sábado, 28 de septiembre de 2013

Camiseta para Julieta

Le hice una camiseta a Julieta siguiendo este patrón de Made y su tutorial. Dana es mi bloguera favorita para niños y me encantan las camisetitas que hace. La mía no quedó tan linda como las suyas porque me faltó fruncido al frente. Pero para la siguiente ya sé.


El patrón es talla 6 a 12 meses, yo la veo enorme pero no tengo bebé junto a mí para proporcionarla. El tutorial enseña tres formas distintas de cerrar la camiseta, con moñitos, sin o con un sólo moñito -que yo hice. El bies es de tela de camiseta. Yo hice el bies con mi hacedor de bies que es como el de la fotito y que no conseguí aquí en ningún lado, pero encontré en Oaxaca en una boutique mona. Nunca había usado camiseta para bies, y la que escogí era muy gruesa, así que fue un poco difícil cerrar las costuras. 

Le puse una etiqueta con mi "marca", un sello chino con mi nombre chino que estampé sobre tela de camiseta.